lunes, 26 de septiembre de 2011

El Castillo de Sancti Petri

Hace unas semanas tuve la oportunidad de visitar el Castillo de Sancti Petri por dentro y ver como ha quedado la reforma.


El Castilo de Sancti Petri es también conocido como el Templo de Hércules. Perteneciente al municipio de San Fernando está enclavado en el islote de Sancti Petri y su función era proteger la Bahía de una posible entrada de las tropas enemigas por el caño Sancti Petri. Junto a él, hacian esta función la bateria de Urrutía que está al final del sendero de la punta del boqueron, la de San Genís o de Aspiroz.


Es ahora cuando con motivo del bicentenario de las Cortes han decidido rehabilitarlo a parte de interiormente, exteriormente; con esa capa de cal que tanto a cambiado su fenotipo para los que lo conociamos anteriormente. Ante ello diré que no es definitiva y que con el tiempo ganará un aspecto del siguiente color:


En cuanto al interior, a título personal, quedé sorprendida gratamente ya que las reformas se han hecho respetando la estructura original y mas o menos en consonancia con los materiales que ya habia.


Podemos observar detalles como el antiguo retrete que se a conservado.


Antiguas acequias para las canalizaciones de agua en las azoteas.


Aljibes dónde almacenaban el agua dulce procedente de la lluvia, ya que allí lo que abunda es la salada del mar.


El suelo original en las zonas dónde se pudo respetar


Las columnas que hacian de marcos de las rejas, que aunque no se repongan las puertas podemos imaginarnos perfectamente como era la estructura.



Restos también de anclajes de vigas, de antiguos techos.


Los compartimentos o dependencias que antiguamente eran la cocina o las habitaciones actualmente se utilizan como salas para distintas exposiciones o carteles y paneles informativos sobre el casitillo y su origen.




Por último las vistas, desde el Castillo y desde su garita son impresionantes. Una de ellas nos muestra el paisaje que quedó despues de muchas batallas.

Si nos sumergieramos encontrariamos "tesoros" como puede ser El Fougueux, un navio de guerra perteneciente a la Armada combinada Franco-española y la Inglesa de 74 cañones y construido en el 1785.


O por otro lado la plataforma rocosa que se queda al descubierto en la bajamar.


En conclusión os invito a visitarlo si teneis la oportunidad y juzgarlo por vosotros mismos. En mi opinión merece la pena que se gasten dinero en restaurar patrimonio cultural-natural. Es una buena inversión y una oportunidad para dar a conocer y mantener valores de nuestra Bahía que tanta mala fama tiene. Si nadie lucha por estas estructuras irán a la ruina incontrolada como es el caso por ejemplo las casas salineras de nuestra Bahía. Muchas veces deberia primar la importancia del todo frente a los intereses individuales, aunque sin menospreciar la burocracia, deberiamos levantar la cabeza y sentir y ver de verdad lo que estamos perdiendo.


Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada