sábado, 28 de enero de 2012

Fin del I Congreso Iberoamericano de Gestión Integrada de Áreas Litorales + Golpe de Realidad


Hola a todos!

Esta semana ha tenido lugar en Cádiz, entre otros eventos científicos, el I congreso iberoamericano de gestion integada de áreas litorales.


Cuando me inscribí a esta actividad lo hice con la intención de aprender sobre cómo otros países llevan a cabo el manejo de nuestras costas y qué podemos aprender de ellos. La verdad es que el resultado ha sido muy gratificante. Aparte de ampliar muchísimo mis conocimientos sobre este campo, he conocido muchos ejemplos prácticos que te hacen ver realmente la aplicación de la teoría y la forma de funcionar de los escasos instrumentos y políticas creadas sobre gestión costera. Si es así ¿Cual es el problema de nuestras costas?¿Cómo hemos llegado a este resultado? La respuesta es fácil y muy básica. La mayoría de los países costeros ni si quiera tienen una política para la hora de gestionar litoral. ¿Por qué no lo tienen? porque políticamente el medio ambiente no interesa, y menos la gestión costera desde un punto de vista sostenible. Queda patente que existen miles de estudios, científicos y gestores dispuestos a empezar con este reto pero falta lo más difícil la voluntad política.

Uno de los dilemas de los expertos es si será mejor un sistema "top-down" (ordenes de arriba (administración, política) hacia abajo (usuarios)) o "botton-up" (desde el pueblo hasta arriba). La conclusión es que de cualquiera de las maneras y siendo realistas, en el gobierno Español, que es el que me toca, el sistema es claramente "top-down" y que además, los intereses económicos y la rentabilidad que para ellos representa la costa no tiene nada que ver con la gestión costera que podríamos imaginar. Dónde puedan poner un macrocomplejo hotelero a pie de playa o por ejemplo urbanizar la poca costa que le pueda quedar a la Costa del Sol; que no nos quepa duda que lo harán, y bajo ningún concepto van a buscar una alternativa ya sea inclusive con mira turística y con beneficio económico.


Claramente todos vemos la costa como recurso pero deberíamos tener muy claro que no es renovable. Por ejemplo en la costa Mediterránea ha sido explotada de una forma insostenible, destruyendo todos los sistemas de cordones dunares, poniendo en su lugar paseos marítimos o construcciones a pie de playa. Un recurso que era gratuito y podríamos haberlo usado sin destruirlo de tal forma que nos costara dinero lo hemos "alquilado" de por vida. ¿Cómo? ¿Por qué? porque si destrozamos el ecosistema, si interrumpimos el ciclo de la playa, tarde o temprano tendremos que construir diques o espigones que nos ayuden a mantener la arena y por supuesto invertir en regeneración de las mismas, intentando aguantar un sistema que ya no existe, costandonos dinero a cada momento. Es como aguantar a un enfermo con máquinas cuando sabemos que tarde o temprano el fin es la muerte...

La guinda del pastel es que, aparte de hacerlo rematadamente mal y sin ningún tipo de consenso u órgano de participación pública que haya podido expresar su opinión; ya que lo que hemos perdido seguramente no volvamos a recuperarlo, pienso: ¿Por qué no son los constructores de esos hoteles o residenciales/urbanizaciones, los que mantienen nuestro litoral? ¿Por qué tiene que salir ese dinero de los gobiernos locales quitándole presupuesto a otras áreas que casi nunca han tenido oportunidad porque están al final de la lista de prioridades y siempre se quedan sin dotación? Nos meteremos todos porque a todos nos gusta ir a la playa pero... la verdad es que seguro que a más de uno no le habría importado vivir respetando el cordón dunar y tener una playa de calidad y sobre todo natural.

Esta sólo es una de las reflexiones que puedo sacar de este congreso, después de esta visión utópica por lo menos en los tiempos que corren, llego a mi casa esta mañana y me encuentro un golpe de realidad:

"La playa tendrá más aparcamientos con el reciclaje de los rellenos del tranvía"


Esta noticia del diario de Cádiz informa de que utilizaran 1000 m^3 de relleno procedentes del tranvía ¡RECICLADOS! (¡ojo! ¡que es maravilloso! que no a costado "ni un duro") para habilitar una explanada de 15.000m^2 para ir a la playa de Camposoto, en San Fernando.

A mi tras esto sólo me queda decir, bravo... no no bravo no... ¡"BRAVÍSIMO"! ¡Excelente! ¡Maravilloso! Rellenaremos un aparcamiento más ¿para cuantos usuarios más? que sí que posiblemente este la excusa de que aparcaban en zonas que no debían, que subían el coche en la vegetación... pero ¿cual es la solución? ¡Ponérselo más fácil! claro que sii! parte sin gastar ni un sólo €! ¡esto si que es gestión costera y lo demás es tontería! y ahora ¿qué hacemos? cuando la playa esté totalmente masificada y no se pueda poner ni una toalla... ¿qué hacemos? ya escuché comentarios que con las nuevas balsas de aparcamiento de otros años y los chiringuitos claramente en la playa no se estaba como antes... y para limitar eso, para que no se convierta en una "jaula de grillos" y no tengamos que decirle a nadie que no vaya a la playa pues le ponemos más aparcamientos :D! para que utilizar medidas indirectas de control de usuarios... para que...


En conclusión, parece que no aprendemos, parece que podría haber una solución, un cambio mínimo, un intento de conservar lo que nos queda... pero no... no nos engañemos, aquí solo interesa lo mismo, el mismo sistema de siempre y no va a cambiar. No voy a ser la que se rinda, pero tampoco la que viva en una nube... Amigos, claramente se nos avecina un cambio en 2012 como decían los mayas, será el fin del mundo, el mundo que conocemos, ese va morir, empezará algo nuevo, no sabemos si será mejor o peor que el anterior, lo que si sabemos es que será diferente.

Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada