lunes, 5 de diciembre de 2011

Fin de la cosecha de Otoño

Hola todos!

El pasado fin de semana y el anterior en el CRA Salinas de Chiclana tuvieron lugar los dos despesques anuales de esta temporada.

Trás la cosecha de sal realizada en los meses de verano, después de estar cultivandola desde primavera, a los salineros tradicionales no les quedaba más que aprovechar los peces que entraron en el estero durante los meses pasados. Estos ejemplares entraron de alevines por el caño impulsados por la marea y se hicieron adultos alimentandose con elementos y sustancias totalmente naturales y recibiendo sol y oxigeno durante todos los meses del año. Entre ellos entraron lisas, doradas, anguilas, lubinas, robalos, lenguados entre otros y junto a otras especies como cangrejos o camarones han convivido hasta llegar al fin: el despesque.

A continuación podemos ver imagenes del despesque tradicional que nos dejó una gran muestra de peces de estero.


En primer lugar se tira el chinchorro al agua y se va extendiendo de modo que se van acumulando el mayor número de peces posible y se va acercando a la compuerta.


Seguidamente se cierra y poco a poco se va sacando el pescado con el salabar.


Luego se hace una clasificación de las especies y listo para cocinar a la sapina (como antiguamente) y servir! Un final cruel pero con una vida mucho más merecedera para las especies que cualquier otro pez que pase todo su ciclo en una piscifactoria.


Sin duda una colecta y receta tradicional que merece la pena conocer y si fuese posible conservar.

Aunque no es oro todo lo que reluce en la historía. No podemos olvidar que los despesques artesanales también tienen su beneficio en cuanto a escala trófica se refiere. En está época del año es cuando los Cormoranes (entre otras aves ictiófagas), las aves que tanta problematica están causando por llevar a cabo su alimentación en las piscifactorias, llegan a esta parte de España. Si se realizaran los despesques en la época adecuada del año, es decir en los meses actuales, estas "trampas" para peces, llegando estas aves, habrían desaparecido ya que se habría sacado todo el pescado del estero antes de que llegaran. Por el contrario, como en la actualidad queremos comer de todo y todas las épocas del año, al final el precio lo pagan los mismos... los inocentes; los que ven comida fácil dónde la hay, los que no saben que queremos dominarlo todo y no se puede, una vez más paga la naturaleza por culpa de los humanos, pagan los cormoranes por culpa del animal que adapta el mundo para sobrevivir, el animal que acabará con SU mundo y ni el mismo podrá sobrevivir....


Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario